Desde que era pequeña, todas las noches llevo a cabo el mismo ritual: servirme un vaso de leche, fría en verano, caliente en invierno, y le añado una cucharadita de cacao en polvo. Yo soy más de Nesquik que de Cola Cao porque no forma esos grumitos que tanto adoran los seguidores del Cola Cao…

     En realidad tomo leche a todas horas. ¡Me encanta! Y os la recomiendo porque la leche contiene triptófano, una sustancia que nos ayuda a conciliar el sueño. Será por eso que me quedo dormida hasta de pie??

     Lo explican todo en el siguiente post de Muy Interesante!

http://www.muyinteresante.es/un-vaso-con-leche-y-galletas-es-la-mejor-receta-contra-el-insomnio