Me llevé una gran alegría cuando recibí el correo de Bloguzz notificándome que había sido seleccionada para probar Just-Eat. Esa misma mañana había estado comprobando que estaba muy lejos de estar cerca de los blogs más valorados, así que fue una gran y grata sorpresa.

En seguida escogí a la persona que me ayudaría a elegir y disfrutar la cena. La afortunada sería mi hermana pequeña, con la que comparto a menudo comidas y cenas… mmmmm ¿qué pedimos? 😉

¿Quieres saber qué nos pareció la experiencia?