Me llevé una gran alegría cuando recibí el correo de Bloguzz notificándome que había sido seleccionada para probar Just-Eat. Esa misma mañana había estado comprobando que estaba muy lejos de estar cerca de los blogs más valorados, así que fue una gran y grata sorpresa.

En seguida escogí a la persona que me ayudaría a elegir y disfrutar la cena. La afortunada sería mi hermana pequeña, con la que comparto a menudo comidas y cenas… mmmmm ¿qué pedimos? 😉

¿Nunca os ha pasado que estáis en casa una noche de inviero y os apetece cenar algo diferente pero no salir de casa? A mí me pasa a menudo y siempre recurro a la comida china o a la pizza. Pero después de este descubrimiento tendré muchas más opciones para elegir!!

Just-Eat dispone de una gran cantidad de restaurantes afiliados. Que sirvieran en nuestra zona había nada más y nada menos que 101 restaurantes. Os voy a contar un poquito cómo fue nuestro proceso de selección y compra.

En primer lugar tienes que registrarte para poder hacer un pedido, pero es un proceso rapidísimo.

Para elegir el restaurante puedes ordenar los restaurantes mediante proximidad, los nuevos primero, valoración y nombre. También puedes seleccionar que tipo de cocina te gusta más: griega, italiana, argentina, … Creo que estaría bien poder seleccionar varios tipos de cocina por si dudas entre dos o tres. Los restaurantes que se muestran son los que están abiertos en ese momento, aunque al final de los restaurantes disponibles se puede activar un desplegable en el que aparecerán todos.

En esta página también se puede ver datos relevantes como la valoración de los usuarios o el tiempo de entrega. A esos datos no tienes acceso una vez que entras en el restaurante y creo que sería muy interesante poder disponer de ellos dentro de la página del restaurante.

En nuestro caso elegimos el restaurante Alfredo’s Barbacoa  porque es un sitio del que habíamos oído hablar en varias ocasiones.

 

El proceso de selección de la comida es muy sencillo. Quiero destacar que los gastos de entrega en los diferentes restaurantes no son los mismos. Tened en cuenta eso!! También hay algunos restaurantes que te dan la opción de ir a recoger el pedido al local y así te ahorras esos euritos.

Elegimos nuestra cena, la hora a la que queríamos que llegase y nos dispusimos a pagar. Tienes la opción de pagar en efectivo al recibir la comida o pagarlo con tarjeta, por lo que te cobrarán 0,30€ más. Si tienes un cupón descuento tienes que pagar con tarjeta sí o sí, no hay opción! Aprovecho para comentar que se pueden conseguir descuentos a través de su página de Facebook!

Cuando fuimos a pagar tuvimos algún problema con la tarjeta que estábamos usando y aprovechamos para probar la ayuda online. Consiste en un chat con el servicio técnico en el que te solicitan tu número de pedido y los problemas con los que te hayas podido encontrar y, en nuestro caso, nos lo resolvieron en seguida. El fallo era nuestro 🙂

Al terminar el proceso de compra puedes imprimir una copia de tu pedido. También te mandan un correo con la misma información y un enlace para poder vigilar que tu pedido llegue a la hora estipulada. En nuestro caso la comida llegó 10 minutos antes, en buen estado (el repartidor no la había volcado) y calentita!!

Así de fácil!! Fue pedir y Just-Eat!!

Anuncios